Google+ Followers

miércoles, 1 de marzo de 2017

Tan solo es parte de la vida

Él era Carlos un aragonés de pura cepa, moreno , ojos azules  , piel morena.
Un corazón que no le cabía en el pecho , era amable, amigos de sus amigos.
Luchador, sinceramente de las mas fuertes que se conocen, sin miedo a la muerte, sin miedo a nada. Una persona que vivía cada día como si fuera el último.

Ella era Amanda también aragonesa , morena , ojos verdes , piel morena.
Con un corazón frío , pero frío no por la ausencia de  un sentimiento ,si no por el poco calor que le habían dado.
Sensible , ella no era fuerte, le costaba levantarse mirarse al espejo y decir ‘hoy lo seré, hoy seré fuerte’.


Ninguno de los dos se conocían pero no sería porque no se hubieran cruzado varias veces, siempre por la misma calle, en la misma cuidad y los dos iban al mismo sitio.
Se cruzaron tantas veces, todos los miércoles que.
Cuando se veían se reían , no podían resistirse a no mirarse.
A ella le encantaba mirarle como se reía mientras su pelo rozaba su hombro al cruzarse.

Nunca hubo ninguna palabra que los uniera en una conversación, era tan sencillo decir hola pero no lo hacían .¿vergüenza, timidez, por la sencillez , miedo o incluso …amor?

Eran tan diferentes que cualquiera no hubiera apostado por ellos, no solo por una relación , ni por amigos.
Los dos eran chicos humildes , no se creían populares pero cuando ambos se cruzaban se podía ver entre las sonrisas y miradas como cada uno se ponía su armadura.

Ella pensaba que él era como todos y él pensaba que ella era como todas..

El 16 de abril , miércoles ,Carlos se dirigía a donde siempre iba ,mientras subía la calle miraba a los lados , la chica con la que se cruzaba siempre no estaba.
Él llegaba con tiempo a su cita por lo que decidió pararse en la calle, mirar mas atentamente a las casas , a las personas que andaban pero tan solo veía caras desconocidas y no la de ella.

Amanda iba detrás de él , se daba cuenta de que algo buscaba y por primera vez , se estableció una conversación entre ellos

-¿Qué pasa , me buscabas?—le pregunto sonriente
-No yo tan solo..
-Me buscabas, no hace falta que lo digas
-No enserio yo tan solo…
-Da igual , te diriges a miguel Servet no?
-¿si porque?
-Genial , nos acompañaremos pues.

Diez minutos duro el camino, se presentaron y hablaron un poco de ellos ,de que les hacia gracia cruzarse los miércoles, era todo tan raro para ellos.

Ni siquiera se daban cuenta de que no podía ser tanta casualidad, era el destino.

Llegaron a Miguel Servet.
Cuando se dirigían hacia la entrada ella se despidió de él con dos besos, no se habían dado los teléfonos por lo que no volverían a saber de ellos, bueno, al miércoles siguiente.

Ella fue al baño, él se dirigió a la sala 4 .
Amanda ni Carlos, ninguno de los dos sabia que tenían que ir a la misma sala.
Amanda salió del baño y se dirigió a la sala 4, allí lo volvió a ver y se sentó con el.

-¿Casualidad diría yo?—pregunto riéndose
-Demasiada también.
-¿Es tu primera vez?
-Por desgracia no ¿y la tuya?
-Si tengo mucho miedo mi hermana murió hace 4 meses y me tienen que hacer unas pruebas, nunca me he hecho un análisis de sangre .
si me ves todos los miércoles es porque cuando quedan 5 min para entrar desaparezco de la sala y me dirijo a mi casa de vuelta y sin hacérmelas.
-Pero no hace daño.¿ Lo dices de verdad? Tienes que ser fuerte.
-Si me da miedo, meda miedo sentir lo que mi hermana sintió, vi como se moría entre mis manos y yo no podía hacer nada, tan solo me miraba y me decía que saldría de aquella situación. Perdón si te aburro
-No me aburres, me gusta hablar contigo, lo siento por lo de tu hermana.

De repente una voz de megafonía se escucho: ‘Amanda Ortiz prepárese ‘

-No puedo Carlos ,me voy , no puedo entrar ahí.
-Espera hazme caso entra conmigo, no te pasara nada lo juro.

Amanda entro con Carlos, el médico le dió dos besos al chico , ella se alertó no sabía porque se llevaba tan bien con él.

Tumbaron a Amanda en una camilla, Carlos la  agarro fuerte la mano .

Tan solo fueron 2 min y luego le tocaba a Carlos.
 Carlos estaba acostumbrado , los análisis de sangre no eran nada para el.

-Muchísimas gracias Carlos.
- No ha sido nada , ahora ya no tendrás tanto miedo.
-La verdad es que seguro, antes de irte , me dejas invitarte a tomar algo, vivo a tan solo dos manzanas de aquí.
-No nos conocemos de nada , puedo ser un asesino o un sicópata.
-No creo que lo seas
.
Los dos se rieron y se dirigían hacia la casa de Amanda.
Por supuesto que no seria la ultima vez que Carlos iría a casa de Amanda.

Había pasado ya un año desde que Carlos fue a su casa.

Carlos le había contado a Amanda que tenía anemia y que por eso iba tanto al medico.
Carlos había mentido a Amanda, ni siquiera Amanda se lo creía.

Fue un lunes cuando Carlos llego a casa de Amanda, cuando ella le abrió la puerta , se lanzo a besarla.
La  cogió en brazos y le dijo un te quiero , el te quiero mas sincero que salía de su corazón.
 Su cuerpo le pedía decírselo.
 No sintió miedo ni vergüenza, llevaba tiempo queriéndola y no podía aguantar las ganas de besarla.

Fue la mejor noche  para los dos.
Se saltaron todas las normas , empezando por las que establecían contacto .
Las manos de Carlos se deshacían mientras le tocaba lentamente las caderas a Amanda.

Que frenética la noche dos sabanas , 4 velas 2 personas y un amor mutuo.

A la mañana siguiente ella se despertó apoyada en su pecho , el ya se había despertado, tan solo la miraba.
Siempre dijo que era muy bonita desde esa perspectiva.
Carlos estaba nervioso, tuvo que contarle su situación a Amanda

-Amanda te quiero , estoy plenamente enamorado de ti pero esto no puede ser.
-¿Por que no puede serlo?¿ A caso hay alguien mas? ¿que pasa? dímelo Carlos
-No hay nadie mas , tan solo eres tu y tu
-¿que es lo que pasa? Carlos dímelo
-Entenderé si te asusta o si me hechas de tu casa, entenderé si no me vuelves a querer ver nunca mas, te quiero con toda mi alma pero me estoy muriendo , no se cuanto me queda de vida ni si viviré mucho mas tiempo que del que tengo pensado.

Ella se quedo callada , dos lagrimas brotaron de sus ojos y una sencilla frase culmino ‘ luchare contigo’.

Amanda y Carlos no se separaron ni un solo día  , lucharon juntos , se esforzaron por conseguir salvar a Carlos.

Ella lo quería tanto que hubiera dado la vida por el.
Juntos lo consiguieron tan solo fueron cinco meses de quimio .
 Carlos se había salvado , había luchado muchísimo y lo había conseguido .
Carlos volvía a ser libre.


Todo volvió a la normalidad, todo era cada vez mas bonito pero siempre existe algo malo .
El porcentaje mas bajo puede dar un cambio brusco y convertirse en el mas alto.

Amanda se fue a trabajar como lo hacia todas las mañanas de diez a tres.

Ese día la llamaron del hospital, Carlos se había puesto malo de repente y tuvieron que opérale.
Amanda cogió el coche rápidamente y con lagrimas e los ojos se dirigió a Miguel Servet.
 El medico le explico todo , ella tan solo lloraba y le miraba mientras Carlos sonreía.

Entro en la habitación ,una cámara de aislamiento , una habitación blanca, con un sofá cama azul en el cual Amanda paso muchas noches, una televisión pequeña , un baño y tan solo una ventana. La habitación era bastante triste pero la sonrisa de Carlos hacia ver todo desde otro punto de vista.

-Saldrás de esta mi amor
-Te quiero Amanda y también quiero a la vida y quiero disfrutarla hasta el final
me pase lo que me pase será un regalo de la vida
-Vas a curarte Carlos , te lo aseguro
-Mírame a los ojos Amanda  , se que te gustaría decirme la verdad, tu sabes mejor que nadie que este es el fin.
No hay que tenerle miedo a la muerte, tan solo forma parte de la vida
-Carlos no digas eso
-Amanda no me da miedo irme yo ya he cumplido aquí , tan solo me da miedo perderte a ti
-A mi nunca me vas a perder Carlos, saldrás de esta
-Amanda
-Dime
-Júrame que te volverás a enamorar, pero que nunca me olvidaras.
-Jo te voy a jurar nada , saldrás de esta y todo volverá a la normalidad
-Llevo bastantes años luchando contra el cáncer , no puedo mas , la medicación me esta matando
-No te vas a morir , prométemelo
-Te quiero Amanda , acércate escucha mi corazón
-El único ruido que  suena es el que hace tu caricia cuando me tocas de piel adentro.
-La muerte también es parte de la vida.
No tienes por que tenerle miedo es algo que siempre llega y a mi me toca ya.

El murió y ella tuvo que olvidar ,aquel nombre recorriendo su mente , aquel mes de abril, sus manos ente las suyas.
Olvido su fuerza de voluntad y las llamadas.
Tan importante fue para el que al irse, se lo llevo todo.

Nunca lo olvido , todo el mundo que la ve dice que besa con los ojos abiertos por que si los cierra aparece el.

Se dio cuenta de que uno no se enamora del físico ,de la piel ni de los besos .
Te enamoras de su esencia , de lo que no ves pero si de lo que sientes.

A veces cuando le nombran , ella cierra los ojos y dice ‘el olvido tiene buena memoria cuando quiere’.


Carlos nos dejo pero no fue derrota porque las únicas batallas que se pierden son las que no se luchan

1 comentario: